¿Que es el VPH?

VPH

Virus del papiloma humano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después del post de ayer ¿Puede el sexo oral provocar cancer?  y todas las dudas que nos han surjido, dejo aqui algunas respuestas a las preguntas más frecuentes sobre el VPH. Espero que os aclare algo más.

¿Que es el Virus del papiloma humano?

El virus del papiloma humano, también llamado VPH, es un virus común que infecta la piel y las membranas mucosas. Hay más de 150 tipos del VPH.

Los tipos del VPH que causan las verrugas comunes, como las que aparecen en las manos y los pies, se transmiten a través del contacto con la piel. Además, es posible contraer este tipo de verrugas comunes si se comparten toallas u otros objetos con una persona que tenga verrugas.

Hay unos 30 tipos del VPH que se transmite solamente a través del contacto genital/sexual directo. Estos tipos “genitales” del VPH pertenecen a uno de los siguientes grupos: 1) “de alto riesgo”, lo que quiere decir que pueden causar ciertos tipos de cáncer (el más común, el cáncer de cuello de útero) si la infección es persistente, o 2) “de bajo riesgo”, lo que significa que no están relacionados con el cáncer, pero pueden causar verrugas genitales. A no ser que tenga uno de estos problemas, la única forma de saber si tiene el VPH es hacerse la prueba.

¿Cómo se contrae el VPH?

Los tipos del VPH que causan verrugas genitales, células anormales en el cuello del útero (displasia) y/o cáncer de cuello de útero se transmiten entre las personas a través de las relaciones sexuales o por un contacto íntimo de la piel (de los genitales). No se transmiten ni al respirar ni al tocar objetos (como el pomo de una puerta) ni al darse la mano.

Los preservativos protegen hasta cierto punto, pero no pueden evitar totalmente la infección porque no cubren por completo los genitales. Es importante que sepa que aunque el riesgo de infectarse por el VPH aumenta si tiene más de una pareja sexual, también es posible tener el virus si tiene una relación monógama. También es útil que recuerde que las mujeres que han tenido una única pareja sexual durante muchos años tienen también que hacerse una evaluación para saber si hay células anormales que pueden causar cáncer de cuello de útero. Esto es así porque el VPH puede permanecer latente (dormido, oculto) en las células del cuello uterino durante meses o incluso durante muchos años. Cuando el virus está dormido, no está activo, por lo que no se descubre cuando le hagan la prueba ni se expandirá ni provocará ningún problema. Sin embargo, la infección puede “reaparecer”, tal vez por cambios en el sistema inmunológico del cuerpo. Es imposible saber exactamente cuándo y de quién ha contraído la infección por VPH.

¿Cómo puede saber si tiene el VPH? ¿Provoca el VPH algún síntoma?

Lo más frecuente es que los tipos genitales del VPH no provoquen ningún síntoma. Normalmente la infección desaparece o el cuerpo la elimina antes de que cause ningún problema. No obstante, a veces la infección permanece y provoca que se formen células anormales. En el caso de los tipos de alto riesgo del VPH (potencialmente cancerígenos), la única forma de saber si tiene el virus antes de que se desarrolle el cáncer de cuello de útero es hacerse una citología y la prueba del VPH (si tiene más de 35 años). Si se detecta una infección persistente en las primeras etapas de su desarrollo, se pueden descubrir y eliminar las células anormales antes de que se vuelvan cancerosas. Por eso es tan importante que se realice periódicamente la prueba del VPH.

Los síntomas del cáncer de cuello de útero pueden incluir:

  • Sangrado o secreciones vaginales inusuales (sobre todo después del coito).
  • Dolor en la parte inferior de la espalda.
  • Dolor al orinar (especialmente si también siente dolor en la parte inferior del abdomen).
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

¿Se puede tratar el VPH?

Actualmente no existen antibióticos ni otros medicamentos para tratar la infección por el VPH. Afortunadamente, el virus desaparece o el cuerpo lo reduce hasta un nivel muy bajo sin que cause ningún problema. Sin embargo, si la infección permanece, sólo se pueden tratar las células anormales que se forman como consecuencia de la infección. Por ejemplo, las verrugas genitales se pueden tratar con geles, cremas, láser u otras tecnologías. Asimismo, se pueden eliminar las células precancerosas del cuello del útero mediante procedimientos quirúrgicos como el LEEP, una técnica que emplea energía eléctrica, o terapia con láser. Cuando ya se ha desarrollado el cáncer de cuello uterino invasivo, se suele recurrir a la quimioterapia y la histerectomía.

Ya que no existe tratamiento para la infección misma, el método más efectivo para evitar complicaciones es la detección temprana y el tratamiento de las células anormales antes de que se vuelvan cancerosas. Por eso es tan importante que se realice exploraciones regulares que incluyan una citología y, si la mujer tiene más de 35 años, la prueba del VPH. Las mujeres más jóvenes tienen muchas probabilidades de contraer el VPH, pero es poco frecuente que las mujeres de este grupo de edad desarrollen un cáncer de cuello de útero. A partir de los 35 años, las infecciones por VPH son menos frecuentes, pero es más probable que hayan estado presentes durante mucho tiempo y, por lo tanto, que generen células anormales. Con el tratamiento temprano de las células precancerosas, se puede prevenir el cáncer de cuello de útero antes de que pueda desarrollarse.

¿Qué puede hacer para protegerse frente al VPH y sus efectos negativos?

En 2006, el Departamento de control de alimentos y medicamentos de los EE.UU. (FDA) aprobó la primera vacuna diseñada para proteger contra cuatro tipos del VPH: los dos tipos que causan más cánceres de cuello de útero y otros dos que provocan la mayor parte de las verrugas genitales. Sin embargo, la FDA advirtió de que “las mujeres no están protegidas si se han infectado con los tipos del VPH [diana] antes de vacunarse, lo cual indica la importancia de la inmunización antes de la exposición potencial al virus.” En otras palabras, la vacuna es más eficaz si se administra antes de que haya mantenido su primera relación sexual.

Sin embargo, aunque esté inmunizada, puede infectarse con uno de los tipos del VPH contra los que no está dirigida la vacuna. Por este motivo, y también por muchas otras razones, es una buena idea:

  • limitar su número de parejas sexuales.
  • utilizar preservativos si no tiene una relación monógama. Los preservativos no protegen completamente contra el VPH, ya que no cubren totalmente la longitud del pene. No obstante, un estudio publicado en el The New England Journal of Medicine confirmó que el uso sistemático de preservativos reduce notablemente el riesgo de contraer el VPH. Además, protegen contra otras infecciones de transmisión sexual, como el VIH.
  • no fumar, porque puede impedir que el sistema inmunológico del cuerpo funcione eficazmente.
  • tomar suplementos de ácido fólico, como los que se recomiendan a las mujeres embarazadas, junto con su suplemento multivitamínico. En un estudio reciente se averiguó* que las mujeres que tienen niveles más altos de ácido fólico (un tipo de vitamina B) corren menos riesgo de infectarse por el VPH. Si ya existe la infección por el VPH, es menos probable que permanezca.

Si tiene el VPH, ¿qué probabilidad hay de que tenga cáncer de cuello de útero?

En la mayoría de los casos el sistema inmunológico del cuerpo combate o elimina el virus antes de que se desarrollen células anormales.

El riesgo de desarrollar células anormales que se vuelvan cancerosas aumenta de forma notable sólo cuando los tipos de alto riesgo del VPH permanecen “activos” durante un largo período de tiempo.

En general, se ha calculado que las mujeres que han estado infectadas durante un período de tiempo prolongado con el VPH de alto riesgo tienen una probabilidad 200 veces mayor de desarrollar enfermedades precancerosas en el cuello de útero.

¿Puede el VPH provocar otro tipo de cáncer además del cáncer de cuello de útero?

El cáncer de cuello de útero es, con mucho, la preocupación más importante. Sin embargo, los tipos de alto riesgo del VPH se han relacionado también con cánceres menos frecuentes como los de vulva, vagina, ano y pene.

Existen algunos datos de investigaciones que han sugerido que existe una relación entre los tipos de alto riesgo del VPH y otros cánceres, como los cánceres orales (de boca y garganta). No obstante, se sigue investigando aún en estos otros tipos de cánceres relacionados con el VPH y se cree que son relativamente poco frecuentes. Para saber más acerca de este tema puedes seguir leyendo el post ¿Puede el sexo oral provocar cancer? 

Fuente: http://www.hpv-test.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s